Vinos para acompañar un hornazo

vinos para acompañar un hornazo

¿Cuáles son los mejores vinos para acompañar un hornazo?

La teoría más aceptada sobre el maridaje entre vinos y tipos de comida se basa en una premisa. Se trata de unir platos de sabor fuerte con vinos que tengan cuerpo, y platos más ligeros con vinos que tienen poco cuerpo.

¿Qué es un vino con cuerpo?

El cuerpo del vino sería el grado de intensidad de las sensaciones que ofrece en boca. Un vino con cuerpo es consistente, tiene «densidad«.

Los expertos exigen para los grandes vinos más cualidades que el cuerpo. Otras cualidades necesarias son el equilibrio correcto y una estructura adecuada. Un gran vino tiene cuerpo, y además, debe ser «redondo«, sin aristas ni picos.

En general, los vinos jóvenes tienen menos cuerpo y son más fáciles de beber. Sus aromas son primarios.

A mayor crianza, los vinos adquieren más aromas secundarios y terciarios. Los vinos con más crianza tienen más cuerpo y más aromas terciarios. Los aromas primarios y secundarios quedan en un plano secundario.

¿Cuáles son los mejores vinos para acompañar un hornazo?

El hornazo admite muchos tipos de bebida, desde los refrescos hasta una cerveza fresca. Pero se puede disfrutar mejor con un vino, que se adapte a su carácter peculiar.

Los hornazos que se elaboran en Salamanca suelen estar rellenos de chorizo, lomo y jamón. En ocasiones, se incorpora huevo duro. La masa del hornazo también es contundente.

Los vinos para acompañar un hornazo, que es un plato con sabor fuerte, deberían ser vinos con cuerpo.

Una norma que se suele aplicar a la hora de seleccionar el vino que mejor maride con una comida, consiste en elegir vinos de la zona. Siguiendo este criterio, los vinos más adecuados para degustar un hornazo de Salamanca son los vinos de la tierra.

Vamos a hacer dos sugerencias de vinos para acompañar un hornazo:

D.O.P Sierra de Salamanca

En la Sierra de Salamanca se elaboran vinos de excelente calidad basados en una variedad de uva autóctona, la Rufete.

La uva Rufete está perfectamente adaptada a la zona. Tiene racimos de tamaño pequeño y apretado. El grano es de tamaño medio.

vinos para acompañar un hornazo uva rufete

Los vinos que se obtienen de la variedad Rufete son ricos en aromas delicados de frutos rojos y especias. Gracias a los terrenos en los que se cultivan los viñedos, son vinos complejos y peculiares. 

Los bancales de los viñedos están situados en las partes altas de las laderas. El suelo es franco-arenoso, procedente de rocas graníticas. 

El clima es de tipo mediterráneo húmedo. Los inviernos no son demasiado fríos y son relativamente cortos. Por su parte, los veranos son largos, secos y calurosos. Durante la primavera, son abundantes las lluvias que sirven para compensar la baja capacidad de retención de agua que tiene el suelo arenoso.

El resultado de la suma del viñedo, el terreno y el clima, es perfecto para degustar con un hornazo. Los vinos de la D.O.P Sierra de Salamanca tienen cuerpo y, además, son estructurados y equilibrados. Son vinos frescos y sabrosos.

D.O. Toro

Además de los vinos de la D.O.P Sierra de Salamanca, hemos seleccionado el vino de Toro

Zamora, junto con Ávila, es una provincia donde se elabora un hornazo similar al salmantino. Por otra parte, los vinos de Toro son conocidos por tener un gran cuerpo.

Los vinos de Toro se elaboran principalmente con la variedad de uva Tinta de Toro. Es una variedad similar al Tempranillo, que produce vinos con mucha estructura y personalidad. Son perfectos para maridar con quesos de la zona, asados y caza. Y por supuesto, para tomar con un hornazo.

comida típica de Salamana, hornazo de La Hornazería

Comprar hornazo tradicional