Qué visitar en Salamanca

Catedral de Salamanca desde el río Tormes

La ciudad de Salamanca es patrimonio de la Humanidad desde 1988. Si no tienes mucho tiempo para conocerla en detalle, en este artículo encontrarás qué visitar en Salamanca en un día.

Es una ciudad perfecta para pasear, ya que en el casco histórico el tráfico está bastante restringido. Además, la presencia de los universitarios (también en verano) aporta un ambiente muy animado.

Lugares más importantes que visitar en Salamanca

1- Plaza Mayor

Es el centro y el corazón social de la ciudad. La diseñó Alberto Churriguera en el siglo XVIII y se considera una de las plazas más espectaculares del mundo.

La Plaza Mayor de Salamanca está rodeada por 88 arcos que dan paso a una zona cubierta. Está rodeada por multitud de cafeterías y restaurantes con sus respectivas terrazas.

Los arcos de la plaza tienen unos medallones con bustos de personajes importantes de la historia de España: reyes, conquistadores, escritores…

Aunque lo parece, la plaza no es cuadrada, ya que los lados son desiguales. Los cuatro pabellones que forman la Plaza Mayor son los siguientes: Real, San Martín, Petrineros y Consistorial.

Plaza Mayor de Salamanca por la noche

2- La Clerecía

Aunque se conoce como la Clerecía, se trata de la iglesia del Colegio Real de la Compañía de Jesús.

El exterior de la Clerecía destaca por la gran cúpula y las torres barrocas. En el interior, hay que mencionar el retablo del siglo XVII.

El resto del edificio del Colegio Real de la Compañía de Jesús alberga la Universidad Pontificia de Salamanca. Los elementos más interesantes son el Patio de los Estudios, el Aula Magna y la Escalera de Honor.

Clerecía (izquierda) y Casa de las Conchas (derecha)
Clerecía (izquierda) y Casa de las Conchas (derecha).

3- Catedrales de Salamanca

La ciudad tiene la fortuna de tener dos catedrales. En su momento, se decidió mantener la primera catedral mientras se estaba construyendo la nueva. Finalmente, se optó por no destruir la catedral original, que se encuentra adosada a la Catedral Nueva.

La Catedral Vieja de Salamanca es de estilo románico en transición al gótico. En el exterior, destaca su cimborrio, conocido como Torre del Gallo por la veleta que lo corona. Está cubierto por escamas, como la colegiata de Toro y las catedrales de Zamora y Plasencia.

En el interior de la Catedral Vieja, son muy interesantes los siguientes elementos: el retablo mayor con el fresco superior de Juicio Final, el interior del cimborrio, el claustro y las capillas que lo rodean.

Por su parte, la Catedral Nueva de Salamanca es una mezcla de estilos. Abarca desde el gótico tardío hasta el barroco, pasando por el renacimiento. Destaca por sus grandes dimensiones y su luminosidad. Quedó muy dañada tras el terremoto de Lisboa de 1755. Se tuvo que rehacer la cúpula barroca y reforzar la torre del campanario, que se quedó ligeramente inclinada.

El exterior de la Catedral Nueva tiene una silueta muy característica gracias a su cúpula y al campanario de 93 metros de altura.

En el interior son muy interesantes la Capilla Mayor, el Coro y las capillas laterales.

El conjunto de las catedrales es uno de los monumentos más importantes que visitar en Salamanca.

qué visitar en Salamanca
Vista desde el Patio Chico. A la izquierda, la Catedral Vieja con la Torre del Gallo. A la derecha, la Catedral Nueva.

4- La Casa de las Conchas

Es un edificio civil muy conocido por las conchas de piedra que cubren su fachada. Era la mansión señorial de los Maldonado.

Se empezó a construir en el siglo XV y combina diferentes estilos: gótico tardío, mudejar y renacentista.

Además de las conchas de piedra, los elementos más llamativos de la fachada son el escudo de los Maldonado sobre la puerta principal y las rejas de las ventanas. La forma romboidal de disponer las conchas es propia del estilo mudéjar.

El interior de la Casa de las Conchas alberga una biblioteca pública y un patio que merece la pena visitar. Desde la planta superior del patio, se disfruta de una vista privilegiada de las torres de la Clerecía.

5- Universidad de Salamanca

La fundación de la Universidad de Salamanca se remonta al año 1218. Se trata de la más antigua de las universidades españolas existentes.

A nivel monumental, es muy conocida por la fachada plateresca tallada en piedra. Es uno de los mayores atractivos que visitar en Salamanca. Posee una decoración muy rica y se ha hecho famosa por un detalle que los turistas buscan con mucho interés: una rana que se encuentra sobre una calavera.

En la fachada, destaca el medallón central con los Reyes Católicos  y tres grandes escudos: el águila de San Juan (símbolo de la Reina Isabel la Católica), el águila bicéfala del emperador Carlos V y un escudo con la representación de todos los reinos que había en España en ese momento.

fachada de la Universidad de Salamanca

Estos cinco monumentos son, probablemente, lo más importante que visitar en Salamanca. Aunque existen muchos más atractivos para hacer turismo en esta ciudad: Casa Lis, Convento de San Esteban, Palacio de Anaya, Palacio de Monterrey, Huerto de Calixto y Melibea, Puente Romano, Palacio de la Salina…). Y todo ello, sin olvidar la excelente gastronomía salmantina.

Una respuesta a “Qué visitar en Salamanca”

  1. Mi mayor deseo es estar por allí y conocer muchos lugares históricos.

Deja un comentario